Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

sábado, 13 de febrero de 2016

Mueble auxiliar de cartón

Hace tiempo que quería probar a hacer un mueble de cartón. Algo sin muchas pretensiones para empezar y me he decidido. Tengo un pequeño rincón bajo una ventana en el que un carpintero me instaló una balda con patas a modo de escritorio, es pequeño pero me sirve para aprovechar el espacio y para poder dibujar y coser con buena luz. La mayoría de mis fotos están tomadas ahí.


Tengo dos cajas con todas mis cosas de dibujo, mis cuadernos, mis acuarelas, papeles, etc... Pero el rincón queda muy desangelado a parte de que sobresale y es un pequeño obstáculo.
Hace un tiempo me encontré en la calle una caja de cartón que había contenido un electrodoméstico y el cartón era grueso y reforzado por dentro, casi casi como un tablero... no me pude resistir y lo cogí para darle algún uso.


También usé una especie de cajón y cajas de zapatos que tenía. Los materiales como os podréis imaginar son cinta de pintor, regla, papel de periódico, lápiz, cúter, cola blanca, silicona caliente y pinturas acrílicas.

Formé la estructura tomando como base los cajones.


Las baldas las pegué con silicona caliente y las reforcé con cinta de pintor. Reservé una mini-balda para que uno de los cajones fuera la tapa de una caja de zapatos. Al ser tan poco profunda es ideal para guardar lápices sueltos, gomas de borrar, etc... 
Para las patas utilicé unos tubos de papel higiénico muy duros porque eran de un rollo de tamaño grande. Las ajuste dentro de dos tacos hechos con cartón para que fueran más resistentes y no se doblaran.


Para pintarlos usé una pintura acrílica que compré hace mucho tiempo en el Lidl y que he usado pocas veces, es de color aluminio y me venía muy bien para que tuvieran un color similar a las patas de mi escritorio.


Una vez formada la estructura la reforcé con capas de papel de periódico y cola blanca (cartapesta). En el caso de los cajones, les pegué un frontal de cartón duro y los reforcé también. El resto del cajón no, porque al ser unas sencillas cajas de zapatos, si en algún momento se estropean las puedo reemplazar sin problemas. A parte, si todo el cajón va reforzado es más difícil que encaje bien en la estructura.


Del primer cajón que tenía al principio me sobraba una parte, así que lo recorté y he hecho una especie de cajón auxiliar que irá encima de la estantería.
Luego empecé con la pintura, acrílica y en tonos que fueran semejantes a la madera de mi escritorio.


Para el frontal de los cajones y el fondo de la estantería opté por poner un papel decorado que compré en Tiger. Para los tiradores de los cajones se me ocurrió usar una pulsera de cuentas de madera y un cordel que reforcé por dentro de los cajones con pegamento y cinta.


Una vez puestos los tiradores.


Y queda mucho mejor colocada en su sitio, que ajusta perfectamente en el hueco del escritorio. Al llenarla de los utensilios "toma cuerpo" y se ajusta mejor.




El hueco lateral alto me sirve para colocar el bote con los pinceles y tijeras, en el inferior he puesto mis cajas de acuarelas y dentro de los cajones hay cuadernos. En el pequeño he puesto lápices, cintas adhesivas, gomas, clips...
Os animo a hacer vuestros propios muebles de cartón. Son más ecológicos al poder reutilizar un material tan lleno de posibilidades como el cartón. También tienes la posibilidad de crear unos muebles que se ajusten más a tus necesidades en cuanto a hueco, color, estilo. Es un mundo lleno de posibilidades.

2 comentarios:

  1. Hola Chus:

    Me parece una manualidad espectacular........te ha tenido que llevar un tiempo hacerla pero me encanta el resultado..........y como bien dices encima es super ecológica.........y muy estilosa. Enhorabuena.

    Saludos. Natalia
    lowcostporeldiy.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestro comentario. La verdad es que no he contado las horas porque cuando me pongo a hacer estas cosas desconecto mucho, pero sí, cuando usas la cartapesta tienes que respetar los tiempos de secado para no arruinar el resultado. Ya me he suscrito a vuestro blog para ver vuestros trabajos. Un saludo.

      Eliminar