Me interesa el dibujo, el reciclaje, la costura y sobre todo el dar una oportunidad a esos materiales in-servibles que todos tenemos por casa

sábado, 28 de febrero de 2015

Suavizante casero y ecológico

Una de las cosas que te dice la matrona cuando vas a tener un bebé es que a la ropa del niño no le eches suavizante, ¿curioso verdad?
Si echas un vistazo en la lista de componentes de un suavizante da un poco de miedo pensar en la cantidad de química que pones sobre tu piel. Así que hace tiempo fabrico mi propio suavizante.
Los ingredientes son sencillos y casi seguro que los tienes en casa.
- Dos medidas de agua (taza, vaso, etc....)
- Una medida de vinagre blanco o del que tengas. En éste caso he usado del blanco.
- Un tercio de medida de bicarbonato de sodio.
- Un chorro de colonia fresca si se quiere (no es conveniente usar perfume)


He reutilizado un bote de suavizante convencional limpio que estaba en buenas condiciones y he usado un vaso medidor. 
Primero se echa el bicarbonato en la botella, y luego el agua, se mezcla bien y luego muy poco a poco  se va echando el vinagre a la botella porque es una mezcla efervescente y tiene que ir reaccionando. No hay que agitar la mezcla porque se reactiva. Al final le echas un chorro de colonia con cuidado porque también reacciona y ya está hecho. La colonia es opcional porque cuando sacas la ropa de la lavadora no huele a vinagre y menos si se seca al aire libre.


Sus ventajas son grandes: no es altamente contaminante como los suavizantes tradicionales, protege la lavadora de la cal, deja un ligerísimo aroma en la ropa y cuesta unos pocos céntimos.
Cuando usas jabón natural y éste suavizante la ropa queda oliendo a limpio sin perfumes artificiales, es muy agradable desintoxicar nuestro olfato de esos olores tan agresivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario